Rafael Gavilán

Publicado el Lunes 06 De Abril 2015

Llegar es muy fácil, si entras por la entrada principal de la Urbanización de Costa Ballena, la Avenida Juan Carlos I, te lo encontrarás enseguida a tu izquierda, frente a otro centro comercial y muy cerca del Hotel Colón Costa Ballena. Una vez en el Centro Comercial Áncora subes a la primera planta por la escalera principal y lo verás a tu izquierda. Tiene una parte pequeña de terraza pero como era invierno y de noche nos decidimos por el comedor interior.

Está decorado en tonos azules que le da un cierto aire marinero y relajante. Sus paredes combinan el azul con columnas de piedra y manteles de color claro. En definitiva un ambiente acogedor e íntimo…Jesús, el camarero nos recibió con una cordial bienvenida y nos dispensó un trato exquisito: atento y amable pero guardando siempre las distancias… Este es el tipo de camarero que siempre deseamos encontrar cuando salimos a cenar y que desgraciadamente escasea tanto hoy en día. Y qué mejor que complementarlo con un buen chef, Victor, un chico de origen sudamericano que cocina a las mil maravillas.

El arroz, como es lógico, es su plato fuerte pero sin embargo te asombrará la cantidad de entrantes y demás platos principales que puedes encontrar en la carta.
Nosotros nos decidimos por algo “light” como entrante ya que queríamos probar el arroz. Para empezar y sin haberlo pedido, la casa nos deleitó con unas deliciosas croquetas, que venían acompañadas por un pan recién sacado del horno, pura tentación…

El entrante que habíamos pedido no tardó en llegar, gambones al ajillo, muy buenos!! Imagínate ese pan recién hecho y esa “salsa” al ajillo que quedaba de los gambones, para chuparse los dedos!!

En cuanto al arroz y después de darle muchas vueltas, nos decidimos por el arroz negro que estaba muy bueno y en su punto!!

¡Ojo! Ten en cuenta que el arroz es siempre para un mínimo de dos personas.

 

¡Descubre Arrocería Ballena!